Blog

BLOGS/ NUESTROS BLOGS >

La conexión es más importante que nunca para niñas, niños y familias

Publicado julio 6, 2020

La conexión es más importante que nunca para niñas, niños y familias

Gracias por darme la bienvenida a la comunidad de Children Believe como nuevo

Por Fred Witteveen, CEO, ceo@childrenbelieve.ca

Fred standing in park

Es genial estar en casa, de regreso en Canadá, después de trabajar en el extranjero durante 12 años. No soy ajeno al trabajo virtual, por lo que estar sentado en mi sala, con la computadora en el regazo, no me retrasará, aun cuando sea una forma inusual de comenzar como CEO. Hacer conexiones es un valor central que me impulsa, y ese propósito sigue siendo una prioridad.

A través de mi trabajo en lugares como los campamentos de refugiados Rohingya en el Cox’s Bazzar de Bangladesh, aprendí que, si crees profundamente que algo está bien, incluso si es muy difícil de hacer, estás preparado para hacer lo que sea necesario para hacerlo. Aún lo creo.

Entonces, quiero compartir más sobre mí para que puedan comprender mejor cómo trabajaremos juntos para romper las barreras a la educación para que los niños puedan soñar más de lo que imaginaban.

Para comenzar, vengo a Children Believe después de años viviendo en el extranjero, en Kenia, Pakistán y Bangladesh, liderando programas en países que practican diversas religiones y enfrentan situaciones geopolíticas complejas. Precedí a ese trabajo desafiante pero satisfactorio, con otro trabajo que era muy diferente y, sin embargo, similar. Pasé 17 años construyendo y haciendo crecer una iglesia en el centro de Toronto.

Esa es la versión corta de la historia, pero pensé que sería más fácil responder algunas preguntas que ya me han pedido, así completamos lo vacíos. Échales un vistazo:

¿Por qué hice la transición de trabajar como pastor a trabajar en el desarrollo internacional?

Como pastor, vi cómo los problemas sociales de una comunidad impactan profundamente el éxito de una comunidad. En el vecindario Jane and Finch de Toronto, donde trabajaba, teníamos un gran número de jóvenes en riesgo. Entonces, desarrollamos un programa comunitario que los alcanzó, con el apoyo de un trabajador juvenil internacional que llegó a Canadá como refugiado. Cuando su solicitud de suspensión fue rechazada, movilizamos una campaña de defensa nacional para que él pudiera continuar su importante trabajo comunitario con nosotros. El ruido que hizo llegó a la oficina del Primer Ministro y al Parlamento. Me di cuenta de que podía usar las habilidades que aprendí en el ministerio urbano en una plataforma mucho más amplia.

¿Qué me ha enseñado el desarrollo internacional sobre nuestro mundo?

El papel de la contribución de la comunidad en la creación de una sociedad exitosa se reforzó en mi mente. Esto es tan cierto para usted y para mí como lo es para las personas de todo el mundo, a quienes usted y otros como usted ayudan. Las comunidades comparten sus recursos y otras se suman. Es una sociedad.

Una mujer que conocí recientemente, cuyo hijo se benefició de un modelo de patrocinio, lo explicó mejor. Ella me dijo que quería conocer al patrocinador de su hijo para agradecerle por actuar como otro padre que se unió para ayudar a proporcionar lo que no podía, hasta que pudo. Lo hizo al iniciar un pequeño negocio, que creció gracias al apoyo local. Lo hizo al iniciar un pequeño negocio, que creció gracias al apoyo local.

¿Cuál es mi esperanza para niñas y niños a los que Children Believe ayuda?

Espero que rompan las barreras que los detienen y hagan crecer sus sueños más allá de lo que alguna vez creyeron posible, en cantidades cada vez mayores, más allá de las expectativas. Lo admito, no es fácil.

Imagine a una niña que tiene que atravesar una barrera, como asistir a una escuela sin instalaciones sanitarias adecuadas, cuando también es discriminada por su posición de baja&nbspcasta (o clase) y su fe religiosa minoritaria.

La buena noticia es que es posible un cambio positivo. Me asombra lo que niñas y niños son capaces de hacer cuando creemos e invertimos en ellos, cuando se sienten seguros y protegidos y se les da permiso para soñar en grande. Esas niñas y niños no solo son inspiradores (y divertidos), sino que también desafían a los líderes a mejorar el mundo que los rodea.

Tenemos que estar ahí para estos niños. Tenemos que hacer la diferencia.

Entonces, espero que sigas uniéndote a nosotros en este viaje. Es hora de contar su historia. Es una gran historia, y estamos agradecidos de que quieras ser parte de ella.

Visita mensualmente mis blogs. También puede hacer clic aquí para ver mi biografía completa (en Inglés). Ahora que sabes más sobre mí, mantengámonos conectados. Envíeme un correo electrónico a la dirección anterior y hágame saber un poco sobre usted y por qué nos apoya. Hasta la próxima.

Compartir es interesarse:

ACERCA CHILDREN BELIEVE (anteriormente Christian Children's Fund of Canada):

Children Believe trabaja a nivel mundial para empoderar a la niñez a soñar sin miedo, defender lo que creen y ser escuchados. Durante 60 años, hemos reunido a jóvenes soñadores valientes, simpatizantes, socios e idealistas. Juntos, nos impulsa una creencia común: crear acceso a la educación, dentro y fuera de las aulas. La educación es la herramienta más poderosa que la niñez pueden usar para cambiar su mundo.

< BACK TO OUR Blogs
Ir al contenido